Una moda de lujo

Isabel García “No me gustaba lo que hacía; así que me puse manos a la obra y creé una empresa junto con un compañero para sacar adelante una colección de bolsos. Queríamos ponerla en marcha sin intermediarios y compramos hasta las máquinas para poder hacerlo todo nosotros mismos”. Quien de este modo, con nostalgia, recuerda sus inicios es la diseñadora salmantina Imelda Sánchez, quien hace unos días recibió el premio Dedal de Oro a su trayectoria profesional como mejor diseñadora de bolsos y complementos de piel de lujo.

Un galardón, diseñado por los reconocidos Victorio y Lucchino, que se otorga anualmente a los destacados del mundo de la moda. “Este reconocimiento me hacía mucha ilusión, ya que se puede decir que no he sido profeta en mi país hasta ahora y eso que he recibido premios fuera de España”, explica una emocionada Sánchez.

El sueño de esta incansable diseñadora comenzó hace ya casi tres décadas, cuando en el año 1987 decidió dejar su puesto de funcionaria y dedicarse a lo que de verdad le apasionaba: el mundo de los bolsos y la moda. Su primera línea fue “rompedora”. Se trataba de una apuesta joven, vanguardista y realizada con pieles ecológicas, que por entonces no se encontraban fácilmente. Después del lanzamiento en octubre de ese mismo año, dos grandes almacenes se hicieron eco de estos diseños y no dudaron en ponerlos a la venta en sus escaparates. Era el principio de una lucha constante por la superación.

“En este mundo los que tienen creatividad son los que suelen sobrevivir. En Salamanca había unas 41 empresas dedicadas a este negocio y actualmente no hay ninguna”, sostiene Imelda. Y es que, la crisis empezó en el sector en el año 97 con la apertura del mercado internacional y la venta de productos chinos a precios muy bajos. “Fue un momento duro pero cuando se pasa por estos baches hay que intentar buscar una solución. La mía fue irme al extranjero y en el año 2000 volé rumbo a Nueva York para intentar vender mis diseños”, explica.

La aventura tuvo tanto éxito que sus bolsos se vendieron en la famosa Quinta y Séptima Avenida de la cosmopolita ciudad. No obstante, no fue la única conquista ya que desde entonces está presente en grandes ferias internacionales como Londres, Alemania o Milán donde, la segunda vez que participó, obtuvo un premio por su calidad y diseño, o París, en la que se le reconoció en una de sus participaciones como mejor colección.

Proceso creativo

Sánchez asegura que su inspiración proviene siempre de la mujer y del entorno que la rodea así como del momento que está viviendo. “Mi musa es de alguna manera aquella mujer independiente, inteligente y actual”, destaca. Además, apunta que es necesario adaptar los accesorios a cada país ya que siempre hay diferencias entre los gustos de sus clientes.

En su colección destacan dos grandes líneas que llevan el sello de la empresa By Imelda. La primera, más clásica y elegante, destinada a mujeres vanguardistas que quieren accesorios que salgan fuera de lo normal pero sin llegar a ser estridentes. La segunda está pensada para jóvenes y es más casual. Sin embargo, con el paso del tiempo también se han ampliado sus productos y además de bolsos la diseñadora se ha lanzado a la creación de otros complementos como cinturones y zapatos e incluso ha apostado por crear prendas de ropa, como chalecos o faldas. Asimismo, hace cinco años confeccionó una colección para hombres en la que se pueden encontrar billeteros, bolsos y maletines.

Nuevas instalaciones

Esta amante de los bolsos decidió en plena crisis del ladrillo construir un nuevo edificio en el municipio salmantino de Carbajosa de la Sagrada para tener un showroom con sus colecciones. “De las estanterías cuelgan nuestras mejores piezas, así como los bolsos más emblemáticos, esos a los que aunque pase el tiempo siempre se vuelve”, detalla. Los accesorios están realizados en distintos materiales, como pieles ecológicas o naturales, entre las que destacan los bolsos de avestruz.

“La moda es algo vivo y que está en constante evolución; por eso ahora se ha desatado el fenómeno blogger, que es una manera diferente de mostrar la moda en el siglo XXI”, destaca Imelda. No obstante, la diseñadora ya fue pionera en esto de mostrar y presentar al público sus creaciones con un programa de televisión y otro de radio. “En este mundo nunca se toca techo y lo importante es seguir haciendo cosas y llenando de ilusión y pasión a toda esa gente que espera nuestra nueva colección”, finaliza.

Foto: David Arranz

Deja una respuesta

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: [email protected].