Las ventas de la moda de autor española caen un 36% por la pandemia en 2020

La moda de autor española sufrió una caída de las ventas de un 36% en 2020 y el empleo en el sector se redujo más de un 15% debido a la crisis provocada por la pandemia, según el informe “El diseño de moda español, en cifras”, presentado por la Asociación Creadores de Moda de España (ACME).

Ante las enormes dificultades a las que se han enfrentado los diseñadores españoles, el presidente de ACME, Modesto Lomba, destaca que “la moda de autor es única”.

Hasta 2019, la moda de autor presentaba un ritmo de crecimiento constante, pero ha dado un paso atrás en 2020. Las firmas que forman parte de (ACME) generaron una facturación agregada de 618 millones de euros en 2020, lo que representa una bajada en ventas de un 36% respecto los 967 millones con los que cerró el ejercicio de 2019.

En la nueva edición del informe, impulsado por ACME y elaborado a partir de la información aportada por sus socios, se incorporan por primera vez los datos de dos ejercicios, 2019 y 2020, con resultados contrarios debido a que la pandemia frenó lo que eran ya cuatro años de crecimiento ininterrumpido.

El estudio, que se centra en las marcas asociadas a ACME, destaca que las ventas online se dispararon en relación con los años anteriores. En 2020, el sector del diseño de moda español logró una facturación online de 67,4 millones de euros”, 17 millones más que en 2019, año en el que se facturaron 50,6 millones de euros. Las ventas online fueron las únicas que presentaron una tendencia de crecimiento.

Según el informe, el sector redujo en 2020 en un 37% su facturación conjunta fuera de España -Estados Unidos, Portugal, México, Reino Unido, Italia y Japón- al pasar de 375 millones de 2019 a 236 millones en el ejercicio siguiente.

El número de empleados en 2020 en esta industria de moda de autor se situó en 5.702 trabajadores, 1.058 menos que en 2019, año en el sector daba empleo a 6.760 personas, lo que representa una caída de más el 15%.

Las empresas asociadas a ACME prevén que en el medio plazo habrá marcas que desaparecerán y el consumo estará más vinculado al ‘slow fashion’, “en el cual la calidad prime sobre la cantidad”.

Deja una respuesta