De las medias de rejilla a las sandalias con pelo: 7 tendencias para llevar esta primavera

Las medias de rejilla, que triunfaron en los ochenta de la mano de Madonna y han estado asociadas al cabaret, el punk y el rock, vuelven a estar de moda y en esta ocasión muestran su cara más sofisticada. Se presentan como un elemento indispensable en el vestir diario.

Esta prenda, que tiene muchas adeptas y también detractoras, ha destacado en el desfile de Gucci y Dior. También se ha visto en las calles de Milán y París, donde amantes de la moda e influyentes han mostrado su versatilidad tanto en los estilismos de día como de noche.

Las medias de rejilla, que se puede combinar con zapatos de tacón, mules, manoletinas o sandalias, más allá de lucirse en versión negro, también aparecen en otros tonos como blanco, beige, verde, marrón, morado o naranja.

Esta temporada, los diseñadores apuestan por mostrar piezas imperfectas como si estuvieran defectuosas.

Falda con apertura y vestido lencero

De carácter atrevido y sexi, la falda con abertura reaparece y, según apuntan los expertos, esta primavera se convierte en indispensable. De largo midi o bien hasta la rodilla, la falda con raja invita a lucir pierna y facilita la comodidad como se ven en los modelos de tela vaquera de la firma Diesel.

El vestido lencero, muy deseado desde que la modelo británica Kate Moss lo abanderada en los noventa con la estética minimalista, se convierte en tendencia absoluta esta temporada primavera-verano 2023

Versátil y cómodo, esta pieza también conocida como “slip dress”, destaca por sus detalles de encaje, finos tirantes y su carácter femenino.

La firma Versace los presenta con aires góticos, mientras que Givenchy, Fendi o Roberto Cavalli apuesta por diseños y colores estivales y frescos.

“Esta pieza es apta para todos los gustos. Se puede combinar con una chaqueta americana de corte masculina o bien con una cazadora y botas moteras, así como con una rebeca de punto”, dice la experta en moda Pepa Fernández.

Sandalias con pelo

Entre todas las tendencias que se han visto en Nueva York, Madrid, Londres, Milán o París, las sandalias de pelo llaman la atención, “un calzado tan excéntrico como divertido que recogen el testigo de las sandalias con pelo de temporadas anteriores”, añade Fernández.

Bottega Veneta y Burberry son dos de las firmas que proponen esta moda en la que se ve como las sandalias, que sirven tanto para verano como invierno, lucen una suela de peluche de diferentes colores.

Siguiendo la estela de los zuecos de pelo con los que debutó Alessandro Michele al frente Gucci, esta misma casa italiana ha presentado una “mules” con tacón “kitten” adornadas con peluche.

Vestido de encaje

Si las prendas de encaje dieron sus primeros pasos en alfombras rojas y eventos, ahora se convierte en el tejidos favorito para crear vestidos hiperfemeninos.

Kylie Jenner, Rita Ora, Olivia Palermo o Kim Kardashian son solo algunas de las celebridades que se han atrevido con esta tendencias que exhala delicadeza y romanticismo.

La firma Rodarte defiende el color negro en patrones asimétricos y con volantes, mientras que Kim Shui se decanta por una versión más sofisticada. Si el encaje se combina con flores, bordados, volantes o tul se consigue una estética impregnada de romanticismo que resulta ideal para crear piezas para eventos y bodas.

Las transparencias también pisan fuerte, “pero no vale llevarlas de cualquier manera”, aclara la experta en moda que destaca las creaciones del belga Glenn Martens para Diesel, quien en su última colección presentó vestidos jóvenes y atractivos con sutiles transparencias.

La cantante Rosalía también ha sorprendido en los premios Women in Music de la revista musical Billboard en Los Ángeles con un arriesgado estilismo en el que llevó al límite las transparencias y dejó parte de sus pechos al descubierto. Fiel a su estilo rompedor y natural, la artista llegó a los premios con un estilismo compuesto por un vestido transparente adornado con pedrería negra.

Una pieza que combinó, en la parte superior, con un jersey de cuello alto de manga larga y corte “crop” que dejaba parte de sus pechos al descubierto. Para la parte inferior, se decantó por un “culotte” negro que cubría el ombligo y botas de caña alta y tacón.

Corsé y complementos

El corsé, pieza que mejor simboliza la opresión y la emancipación de la mujer, vuelve a estar de moda esta temporada y se convierte en el mejor aliado del empoderamiento femenino.

Más allá del diseño clásico de corsé con cordones a la espalda que presenta Maya Hansen o el bustier con conos que creó Jean Paul Gaultier para Madonna, la versión escultura gana terreno desde que Daniel Roseberry, diseñador de moda estadounidense, creara su universo para la firma Schiaparelli.

Las flores vistosas y coloristas triunfan en cinturones y solapas, también en el cabello o a modo de collar en el cuello.

A la hora de elegir el bolso, mejor en tamaño XL. En cuanto a los colores, más allá del rosa, el verde agua es el claro ganador junto al blanco.

Deja una respuesta