‘Código Rojo 146’: lo último de María Lafuente

María la Fuente al final del desfile, seguida de las modelos. / Juan Lázaro

La diseñadora leonesa María Lafuente presentó hoy en el céntrico barrio de La Latina ‘Código Rojo 146’, su colección de primavera-verano para el 2018 inspirada en el Parque Nacional de Doñana. Con este proyecto, la modista pretende reivindicar la conservación y puesta en valor de todas las especies vegetales y animales que conviven en este espacio. De manera que Lafuente vuelve a tomar como punto de partida elementos de la naturaleza y que para ella “aporta riqueza y hay que conservarla”.

Esta idea se refleja en los diseños a través de colores como el verde pino, el rosa flamenco, el arena y el rojo. Este último, representa el riesgo que corre la flora y la fauna por las especies que hay en peligro de extinción y por el avance de la desertización. Se apoya por tanto más en la simbología del color que en unas siluetas complejas. Las formas nacen de tejidos fluidos, neumático reciclado, hilaturas orgánicas y sostenibles que se combinan con bordados artesanos de Carbajales de Alba (Zamora). Este último elemento le sirve también para “apoyar una tradición de ya cuatro siglos al servicio de la Alta Costura”.

 

La colección, con aires de sport chic, muestra su lado más artístico de la mano del pintor César Barrio que ha utilizado una nueva técnica exclusiva para dar vida a los ya más característicos vestidos lienzo de Lafuente. Para la escenografía ha contado con el arquitecto Germán de Castro Gosnell y el escultro Diego de Canogar. La arquitecta Elena Rivas ha creado por su parte piezas en 3D en materiales biodegradables. Por último, Montserrat Durán y Sergio Some han colaborado con platería y piezas de cristal. En lo relativo a la música, ha contado una vez más con David Dalmau, que ha compuesto una pieza en exclusiva para el desfile. El calzado lo ha realizado Valverde del Camino para María Lafuente, la peluquería ha corrido a cargo de Marco Aldany y el maquillaje lo ha diseñado Ineva Troya para DNI Make Up.

Foto: Juan Lázaro

El lado más humano

Código Rojo 149 nace también con la inquietud de quere contribuir a la construcción de un mundo más justo. La producción de la colección ha sido realizada por la Asociación Lal La Buya, que ofrece formación y apoyo a mujeres en riesgo de exclusión social acompañándolas en el desarrollo de su independencia social y profesional. “Me ha emocionado mucho estar con ellas” reconoce Lafuente.

La experiencia les ofrece la posibilidad de incorporarse a la industria textil con una marca propia, inspirada en los principios de la moda ética y comprometida con la recuperación de las artes, oficios y estéticas tradicionales. Por eso en esta edición, la diseñadora leonesa lanza una edición limitada de prendas en colaboración con la Fundación “Todo de mi”, con la finalidad de financiar el proyecto “Wonderful Julius 1.0” y así intentar solucionar con un sistema muy innovador, la escasez de recursos de agua potable en Cochabamba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *